Si te apetece que tu propio interior esté lleno de distintos pantones que te den energía, te damos desde Nosotras una serie de claves únicas que no te dejarán indiferentes en ningún momento. Para empezar, si quieres apostar por muchos colores diferentes, y no tienes miedo a arriesgar, tal vez sea el momento de hacerte con muebles, sillones, cojines, estanterías… todo en colores de lo más atractivos. Cada uno diferente, con rayas distintas entre sí, con lunares, con motivos étnicos… Esto puede ayudar a que consigas tu objetivo de una manera mucho más rápida.
"
Por otra parte, si quieres tener una casa llena de colorines, pero no te atreves a que todos sean tan distintos que puedan llegar a marear, entonces lo que debes hacer es arriesgarte desde un modo más tranquilo. Es decir, por familias o gamas: pasteles –rosa palo, verde lima, amarillo limón, coral, flúor si estás de acuerdo con la intensidad –fucsia, orquídea radiante, verde esmeralda, De este modo, podremos tener la misma sensación a través de todo ello, ya que el panorama de tonalidades estará lleno de ellas y cuajado de las mismas, pero siempre dependiendo de nuestro propio estilo y personalidad.

Fuente: nosotras.com
Fecha: 08-04-2014