Te has decidido cambiar la decoración del salón sin embargo, cada vez que ojeas las revistas y buscas ideas en las que te inspirarte, el mismo problema se te aparece. Las dimensiones reducidas del salón no tienen por qué ser un inconveniente. Puede que te limiten a poner todos los muebles que te gustaría pero ¿sabías que con la decoración se pueden lograr efectos ópticos que dan sensación de amplitud?

Eligiendo un tipo de muebles, un color determinado de paredes, usando la iluminación de forma estratégica puede ganar unos metros de más aunque no sean reales y hacer parecer un determinado espacio más grande de lo que es.

¿Cuáles son esos trucos mágicos? Atenta:

Opta por muebles de dimensiones pequeños y evita los muebles enteros. Juega con módulos que te permitan movilidad y juego a la hora de decorar.
Crea perspectiva con la ayuda de los colores y de los tejidos. Evita colocar muebles que obstaculicen el paso. Para potenciar la perspectiva elige muebles de colores más claros y lisos para ganar profundidad.
Para ganar amplitud, pinta las paredes de color blanco o bien elige uno de la gama de neutros. Evita los colores muy llamativos.
Los espejos te ayudarán a ganar luminosidad y darán amplitud al salón. Úsalos de forma estratégica.
No decores las paredes con ventanas y deja que el exterior sea el protagonista. Siempre que puedas, deja abiertas las cortinas.

Y tras conocer algunos trucos para decorar el salón, atenta a las siguientes ideas de decoración que pueden servirte de fuente de inspiración.