Dejarse llevar por las tendencias

Uno de los errores más comunes en la decoración de hogares es dejarse llevar por las tendencias del momento. Sí, a todos nos gusta que nuestra casa esté a la moda, pero hay que tener en cuenta que las tendencias vienen y van y que lo que hoy está en auge, mañana puede quedar anticuado. Así, lo ideal es optar siempre por una decoración atemporal. Y si quieres seguir las tendencias, entonces lo mejor es que lo hagas a través de los textiles, los complementos y los objetos decorativos, que son los elementos más fáciles de sustituir en caso de que pasen de moda.

Pensar solo en el diseño

Otro error que todo el mundo suele cometer es dejarse llevar por el diseño, olvidando que lo más importante en el hogar es buscar la funcionalidad de los muebles y los complementos. Lógicamente, con esto no queremos decir que tengas que hacerte con piezas feas, sino que antes de comprar algo que te entre por los ojos, pienses primero en su utilidad. Así, deberás pensar en si combina con el espacio, si es fácil de mantener y limpiar, si es práctica, si cumple una función…"

No tener en cuenta la luz ni el espacio disponible

A la hora de decorar el hogar hay que tener muchísimas cosas en cuenta. Sin embargo, las prisas y las ganas, entre otros aspectos, nos hacen olvidarnos de cuestiones importantes, como la luz y el espacio disponible. Lo que queremos decir con esto es que no debes caer en el típico error de comprar muebles, complementos o pinturas, entre otros elementos, sin pensar en el espacio en el que van a ir colocados. Así, a la hora de hacerte con cualquier cosa para cualquier estancia de tu hogar, deberás pensar primero en la luz natural del espacio y en los metros cuadrados disponibles."

Escoger primero el color de las paredes

Una de las primeras decisiones que solemos tomar a la hora de decorar el hogar es el color de las paredes. Sin embargo, esto es un gran error. Así, lo que realmente deberías hacer es escoger primero las piezas de mobiliario que van a formar parte de la estancia en cuestión y, a partir de ahí, pensar en los colores que mejor van a combinar con estos y que más van a beneficiar al espacio teniendo en cuenta el tamaño y la luz natural. También es mejor que elijas los complementos y los objetos decorativos antes de pintar las paredes.

Olvidarse del recibidor

Por último, queremos hablar de uno de los errores más típicos a la hora de decorar el hogar: olvidarse del recibidor. Es importante tener en cuenta que la entrada de la casa actúa como una especie de carta de presentación. Y es que, como bien sabes, la primera impresión es la que cuenta. Así, es importante que prestes a este espacio la atención que se merece. Lo ideal es lograr un recibidor cálido, acogedor y práctico.

Fuente:"Decorablog
Fecha:"24-02-2016

"